5 razones que demuestran que estás viviendo en el momento más extraño de la Historia

Ensenada, Baja California. 22 de marzo de 2017 (Informe § Hokana).- El mundo está cambiando dramáticamente, pero eso no significa que no podamos aclimatarnos como especie. Nuestra comodidad (o pasividad) es una muestra de la capacidad que tenemos los seres humanos para adaptarnos a casi cualquier circunstancia. Hay más comida, riqueza y tecnologías médicas que en cualquier momento de la Historia. Contamos con un flujo casi ilimitado de entretenimiento e información; sin embargo, lo damos todo por sentado.

Debido a que estamos tan aclimatados a este mundo a menudo olvidamos lo extraño que resulta el Siglo XXI comparado con las eras anteriores. Es necesario detenerse para apreciar lo verdaderamente descabellado de nuestra época. Aquí hay cinco factores para demostrarlo. No son necesariamente relevantes entre sí, pero si le hubieras dicho a alguien, hace 20 años, que las siguientes historias se harían realidad algún día, probablemente hubiera pensado que estabas hablando de alguna extraña novela de ciencia ficción.

1 – Impresión en 3D

Las impresoras en 3D han aparecido en las noticias incontables veces en los últimos años. Pero eso no significa que la novedad haya pasado. Parece que cada año, la impresión en 3D se utiliza para crear algo en lo que nadie había pensado antes.

El hecho de que vivamos en un mundo donde un joven pueda imprimir sus propias armas de fuego es bastante extraño, y ahora, las impresoras en 3D pueden crear lentes de cámara y circuitos tan pequeños como un grano de sal. Esto podría utilizarse para crear miles de millones de pequeños sensores que podrían dispersarse por todo el mundo: un concepto conocido como «smart dust«.

Por otro lado, las impresoras en 3D también se pueden utilizar para construir objetos tan grandes como un conjunto habitacional en 24 horas, lo que podría hacer del trabajo humano de albañilería y construcción algo redundante en el futuro cercano.

2 – Carne de laboratorio

Durante casi toda la historia humana, la carne era algo que se producía, no que se cultivaba. Ya no más. Desde 2013, científicos de todo el mundo están creando carne a través del cultivo celular. De hecho, una empresa de San Francisco logró crear las primeras tiras de pollo cultivadas en un laboratorio. Quienes impulsan estos proyectos creen que la carne cultivada se convertirá en un alimento normal en los supermercados en un futuro muy próximo, sencillamente porque crear carne es mucho más eficiente que producirla, y también es mucho menos dañino para el ambiente: la cría de ganado produce más gases de efecto invernadero que los automóviles a nivel mundial. Por lo que adoptar el cultivo de carne podría convertirse en un paso urgente para mitigar el cambio climático.

Y el sabor es «casi indistinguible» al de la carne «natural».

3 – Vigilancia gubernamental

Gracias a Edward Snowden y a Julian Assange (Wikileaks), los ciudadanos finalmente se están dando cuenta de lo invasivo que es el espionaje del gobierno norteamericano. Sabemos que las agencias gubernamentales están rastreando y registrando cada palabra que decimos y escribimos a través de Internet en nuestros teléfonos inteligentes. Y sabemos que también pueden espiarnos a través de innumerables dispositivos electrónicos en nuestros hogares.

Pero esa ni siquiera es la parte interesante. Lo verdaderamente extraño es que hemos llegado a aceptarlo. No hay disturbios ni protestas en las calles. Nadie está siendo arrestado y encarcelado por algo que claramente es ilegal. La privacidad murió, pero es como si nadie se hubiera dado cuenta. Lo que habría indignado a todo el mundo unas generaciones atrás, ahora solo provoca resignación.

4 – La Santa Muerte

Esta es la primera entrada en la lista que no tiene que ver con tecnología, pero no podemos evitar la historia debido a que se trata de un desarrollo sociológico totalmente inesperado.

Si le preguntas a la mayoría de la gente ¿Cuál es la religión de más rápido crecimiento en el mundo? Muchos probablemente dirían: el Islam. Pero en realidad hay un nuevo subgrupo del cristianismo en México que, proporcionalmente desbanca a la religión del profeta Mahoma. La Santa Muerte es un «santo» femenino cuya popularidad en México y Estados Unidos se está extendiendo rápidamente; de ser prácticamente inexistente en el año 2000, a ser adorado por más de 10 millones de personas en 2014.

Las estatuas y los rostros de este «santo», un esqueleto con ropas y que porta una guadaña, han aparecido por todo el mundo, con registros de devotos en países tan lejanos a México como Japón, Australia y Filipinas.

La religión es popular entre una gran variedad de personas, desde poderosos narcos hasta comerciantes pequeños y campesinos pobres, que a menudo oran a esta deidad por protección. Aunque La Santa Muerte es venerada de la misma forma que la mayoría de los santos cristianos, la iglesia católica no la acepta como parte del canon religioso, algo que por supuesto no ha tenido ningún efecto en su popularidad.

5 – El viejo orden mundial está llegando a su fin

Y por último: durante los siglos XVI, XVII y XVIII, diversas naciones de Europa (principalmente la Europa Occidental) se lanzaron en competencia por la conquista de América, África, Oceanía y algunas partes de Asia. Para finales del siglo XIX, Gran Bretaña consolidaría el imperio más vasto que el mundo había visto; dando paso a la primera revolución tecnológica global: la Revolución Industrial.

Aunque el Imperio Británico no sobrevivió intacto las guerras mundiales del siglo XX; la nación que emergió de sus antiguas colonias, Estados Unidos de América, se convirtió en uno de los dos países más poderosos del planeta. Tras la derrota de la Unión Soviética a finales del siglo XX, los herederos anglosajones de Inglaterra se convirtieron en la potencia global dominante, garantizando la continuidad del poderío mundial «Occidental», que desde 1521, cuando España derrotó y conquistó al Imperio Azteca, ha tenido su centro gravitacional en el Océano Atlántico.

Pero ha llegado el siglo XXI y con él, tiempos interesantes. Por primera vez en casi 600 años, un Papa, símbolo religioso de la Europa cristiana, ha renunciado; el modelo económico neoliberal ha fracasado y dos potencias ajenas a la esfera atlántica: una de la Europa Oriental y la otra, una civilización milenaria de Asia, le disputan a Estados Unidos la supremacía mundial, tanto en el plano económico como militar. La principal amenaza global, claro está, es que el resultado de este conflicto (una potencia en decadencia que choca con otras potencias emergentes) bien podría terminar en una apocalíptica Tercera Guerra Mundial. La única alternativa será la transición pacífica.

Fuentes:

SHTF Plan (2017, 21 de marzo). 5 Reasons Why You’re Living In The Strangest Time In Human History. Recuperado de: http://www.shtfplan.com/headline-news/5-reasons-why-youre-living-in-the-strangest-time-in-human-history_03212017