Usan perros militares de ataque contra cazadores furtivos en África

Ensenada, Baja California. 18 de mayo de 2017 (Informe § Hokana).- Parque nacional de Mkomazi, Tanzania. Los cazadores furtivos están armados y listos para matar. Asesinan rinocerontes negros (Diceros bicornis michaeli), animales en grave peligro de extinción. Solo quieren sus cuernos y dispararán a los seres humanos que se atraviesen en el camino del enorme beneficio económico que se puede obtener.

Pero mientras los cazadores furtivos acechan a los magníficos animales salvajes, también son vigilados y seguidos por perros con chalecos antibalas, entrenados por un hombre de Norfolk, Inglaterra. De pronto, los atacantes se percatan de los perros y huyen, abandonando su equipo y las municiones.

Animales salvando vidas (de otros animales)

Hace algunos años, Daryll Pleasants trabajaba como voluntario en la misma reserva natural de Tanzania, cuando otra incursión de cazadores furtivos terminó de forma muy distinta, con una rinoceronte muerta y su bebé huérfano muriendo de hambre. “Me di cuenta de que había una gran oportunidad para usar perros, y sabía que podrían hacer una gran diferencia si se usaban correctamente”.

Fue el comienzo de Animals Saving Animals, ahora con base de operaciones en la casa de Pleasants, cerca de North Walsham, donde dirige un negocio de entrenamiento de perros.

Hace seis años se le pidió que viajara a una reserva natural en Kenia para ayudar con la sección de perros. “No era lo que yo esperaba”, explica. “Eran básicamente tres perreras en medio de la selva africana, con dos sabuesos, un perro de asalto y tres manejadores. Después de pasar unas semanas allí me di cuenta de que los perros no estaban siendo desplegados correctamente, ni estaban alcanzando todo su potencial. Así que recomendé un perro de triple rol, uno que podría buscar, rastrear y atacar”.

Eligió al pastor belga malinois, similar a un pastor alemán. “La raza es como el soldado de infantería de los perros, muy ágil, tenaz e inteligente”.

“Pero también uso sabuesos en áreas donde hay mucho más crimen comunitario, ya que generalmente no existe la necesidad de morder y son perros amigables por naturaleza. En realidad, dentro de las comunidades hay mucho corazón y conciencia, les ayudamos donde sea posible y nos apoyan, nos dan inteligencia”.

Pleasants pasa la mitad de su tiempo en Inglaterra, dirigiendo su propio negocio de entrenamiento de perros, y la otra mitad en África, entrenando perros anti-caza furtiva.

Con cada par, que cuesta alrededor de 16,000 libras entrenar completamente, pudo lanzar Animals Saving Animals el año pasado. Los perros son criados en Gran Bretaña y regularmente visitan al zoológico para familiarizarse con animales africanos, y además realizan paseos en helicóptero; para que puedan hacer frente al ruido y la sensación de movimiento en los helicópteros utilizados en las reservas africanas.

Veterano entrenador

“No me malinterpreten, esto no es una cruzada de un solo hombre, no hay solución mágica para la conservación, pero espero que la organización puede hacer una pequeña diferencia”, afrima Pleasants, que sirvió en el Cuerpo Veterinario del Ejército Británico durante ocho años como entrenador de perros, trabajando con perros militares en el Reino Unido y en el extranjero, además de un año con el equipo de exhibición de perros del Ejército.

Los perros que Pleasants adiestra también ayudan a los guardabosques a rastrear y controlar animales salvajes a través de enormes reservas naturales. Las patrullas armadas desalientan a muchos cazadores furtivos, pero en palabras de Pleasants, cuando se detecta la presencia de cazadores furtivos, el mayor problema son las grandes distancias que hay que cubrir. “Las reservas pueden ser de 3.000 kilómetros cuadrados “. Cuando se detectan a los cazadores furtivos, los equipos se mueven inmediatamente.

“Al llegar nos dividimos en tres grupos con prioridad en los animales lesionados ya las crías jóvenes, que aparecen con demasiada frecuencia porque los cazadores furtivos buscan a las madres ya que no se alejarán de su cachorro”, explicó Daryll.

“El segundo grupo asegura el área, recolectando evidencia, y el tercero da persecución. Normalmente esto consiste en una unidad de perro, equipo armado y apoyo aéreo. Un equipo de caza furtiva no es, como la gente piensa, los lugareños. Se trata de una unidad bien armada y bien organizada, normalmente con experiencia militar. Cada hombre puede recibir $10,000 por cuerno. ”

Alrededor de un centenar de elefantes africanos y tres rinocerontes mueren cada día a manos de cazadores furtivos, pero Pleasants afirma que sus perros ya están haciendo una diferencia ayudando a reducir la caza furtiva por 70% en algunas áreas. “Los perros tienen una clara ventaja contra los seres humanos, que pueden rastrear por la noche”, dijo. Y asegura que ningún perro ha sido herido durante las misiones, a pesar de que llevan la armadura por si acaso. “Los cazadores furtivos y los guardabosques se disparan en ocasiones, pero los perros nunca son soltados en esas situaciones. El papel principal de un perro anti-caza furtiva es rastrear y, si se considera necesario, aprehender”.

Animals Saving Animals ya está trabajando en cuatro países africanos: Tanzania, Kenia, Mozambique y Zimbabwe, y pronto comenzará a operar en Namibia. Para más detalles visita www.animalssavinganimals.org

Fuentes:

Eastern Daily Press (2017, 05 de mayo). Animals saving animals – dogs in body armour, trained by North Walsham man, helping save endangered animals in Africa. Recuperado de: http://www.edp24.co.uk/features/animals-saving-animals-dogs-in-body-armour-trained-by-north-walsham-man-helping-save-endangered-animals-in-africa-1-5002534