Unión de Bancos Suizos (UBS): «Petroyuan chino socavará el dominio de EU»

Ensenada, Baja California. 01 de mayo de 2018 (Informe § Hokana).- Los contratos de petróleo denominados en renminbi (RMB) o yuan chino comenzaron a negociarse por primera vez en Shanghái el pasado 26 de marzoHayden Briscoe, director general de la región Asia Pacífico en UBS, explica que a largo plazo el instrumento financiero, también conocido como «Petroyuan», cambiará la forma en que se comercia el petróleo a nivel mundial, creando un flujo de divisas en RMB y aumentando el papel de la moneda en las operaciones globales.

El petróleo ya es negociable en el Shanghai International Energy Exchange (INE), permitiendo a los compradores pagar en RMB. Dado que el INE tiene su sede en la Zona de Libre Comercio de Shanghái (ZLC), los extranjeros pueden participar en el mercado.

China superó a EU como el importador de petróleo más grande del mundo en 2015. En consecuencia, el país asiático quiere pagar su enorme factura de importación en su propia moneda (RMB) en lugar de dólares (USD).

Pero lo más importante es que China pretende usar este nuevo plan de comercio petrolero para promover la internacionalización del RMB, es decir, forzar la adopción amplia del RMB como moneda de comercio mundial.

¿Este nuevo sistema cambiará la forma en que se comercializa el petróleo a nivel mundial?

Probablemente no en el corto plazo. El RMB aún no es totalmente convertible y los inversores internacionales y las empresas de comercio de recursos aún no tienen plena confianza en el INE como centro de comercio. Eso requerirá tiempo y, fundamentalmente, infraestructura de datos probados y extensivos para respaldar el mercado.

Dicho esto, a largo plazo, el analista de UBS sostiene que el comercio de petróleo en RMB cambiará la estructura del mercado mundial energético de forma radical. Y estos cambios se están acelerando porque el Petroyuan es vital para la seguridad nacional de China.

La crisis financiera mundial de 2008 enseñó al gobierno chino (y al mundo en general) que una dependencia excesiva en los productos (como el petroleo) con precios en dólares estadounidenses puede ser peligrosa. Cuando los precios en dólares subieron a raíz de la crisis, los altos costos de importación en alimentos y energía significaron demasiado riesgo en la seguridad de los suministros, algo que un país como China ya no puede permitirse, cuando el país también ha desbancado a Estados Unidos en la importación de alimentos.

Rumbo de colición

Como mencionamos, hasta el año 2015 Estados Unidos había sido el consumidor de petróleo más importante en el mundo, y el comercio actual del petróleo todavía refleja dicha coyuntura. En la década de 1970, Arabia Saudita y EU negociaron bilateralmente el acuerdo de comercio de petróleo en dólares y esto dio origen al mundo del «Petrodólar» en el que todavía vivimos hoy.

Este acuerdo comercial le ha dado a los Estados Unidos lo que se ha descrito como un «privilegio exorbitante» porque el volumen que los exportadores de petróleo comercian impulsa la gran demanda del dólar en el mundo; y generalmente, las grandes reservas de dólares que los países exportadores acumulan, terminan siendo invertidos en la Bolsa de Valores norteamericana.

Pero eso está a punto de cambiar, básicamente porque China se ha convertido en el mayor consumidor mundial de petróleo y la mayoría de los analistas pronostica que la demanda energética de la nación asiática continuará creciendo al menos hasta 2030, mientras que EU probablemente reducirá su dependencia de las importaciones mediante el desarrollo interno del gas esquisto («Fracking»).

Como nuevo cliente mayoritario, particularmente para los principales exportadores de petróleo (Rusia, Venezuela, Irak, Irán y Arabia Saudita), el mercado chino significa apalancamiento, y muchos de estos proveedores ya han acordado (o lo están considerando) vender al menos una parte de su petróleo en RMB.

Conforme la tendencia avance, se crearán grandes cantidades de reservas de RMB en los países exportadores de petróleo que se gastarán en otros tratos comerciales con China o se invertirán en los mercados financieros chinos, dando al gobierno del país emergente mucho más peso en la economía global.

Esto tendrá dos efectos considerables: socavar el papel dominante de Estados Unidos en la economía mundial y el traslado de la riqueza a los mercados financieros de China.

Cabe recordar que algunos analistas como William Clark de Global Research sostienen que la verdadera razón de la invasión de Irak en el año 2003 fue un cambio similar en la política económica del país árabe, un cambio que comenzó en septiembre del año 2000, cuando el entonces presidente Saddam Hussein anunció que vendería su petroleo exclusivamente en euros y que ya no aceptaría dólares.

El tiempo dirá.

 

Fuentes:

Oil Price (2018, 30 de abril). UBS: Petroyuan Will Undermine U.S. Market Dominance. Recuperado de: https://oilprice.com/Energy/Energy-General/UBS-Petroyuan-Will-Undermine-US-Market-Dominance.html