3 Mapas para entender la visión geopolítica china

Ensenada, Baja California. 31 de julio de 2020 (Informe § Hokana).- El portal Mauldin Economics, abordaba ya en 2017 las limitaciones de «La Estrategia de China» en Asia oriental, donde la segunda economía más grande del mundo rivaliza con la tercera: Japón.

La relación entre estos dos países asiáticos (y la presencia de Estados Unidos en el continente) definirán el futuro de la geopolítica en Asia-Pacífico. En el contexto de la nueva Guerra Fría con la que está revitalizado la vieja rivalidad entre Occidente (principalmente EU, pero también Europa nor-atlántica) y Oriente (co-protagonizada más bien por China que por Rusia), decidimos analizar tres de los mapas que el portal propone, mismos que consideramos esenciales para el entendimiento de la geoestrategia asíatica

  • 1. China desde el espacio

El primer mapa muestra los países de Asia Oriental iluminados de noche. Revela mucho sobre la dinámica del poder en esta región. Los centros de riqueza y poder político: Beijing, Shanghai y Hong Kong, abrazan la larga costa marítima de China. Las características geográficas en el interior dividen al país. Mientras gran parte del continente está en la oscuridad.

Japón, Corea del Sur y Taiwán son las principales potencias industriales que bordean estas aguas a lo largo de la costa china. La oscuridad de Corea del Norte es particularmente sorprendente, y como hemos analizado anteriormente; los proyectos de industrialización para Corea del Norte son una especie de gran botín que se disputan las tres grandes potencias del mundo: EUA, China y Rusia; particularmente la última, que igualmente desea expandir su infraestructura en la parte oriental del país.

También llama la atención muchos países del sudeste asiático están igualmente subdesarrollados (Indonesia, Filipinas y Camboya por ejemplo), al menos en comparación con las brillantes luces de las costas de China y la Japón.

Dichos países del sudeste asiático no solo carecen de infraestructura y economías desarrolladas, sino también de lazos bilaterales fuertes con Estados Unidos; incluso Filipinas, que solía albergar una base militar norteamericana desde la Segunda Guerra Mundial, está cada vez más cerca de librarse de la presencia militar estadounidense. Beijing está aprovechando esta situación regional, ofreciendo plata, a través de inversiones en la «Ruta de la Seda Marítima«. Y al mismo tiempo, ofreciendo plomo, en forma de islas artificiales bien pertrechadas en el Mar del Sur.

  • 2. Desierto de Gobi

El siguiente mapa muestra la densidad de población en China y una Isoyeta de precipitación (lluvia) de unas 15 pulgadas en color rojo.

El área que va de la isoyeta hasta las costas chinas recibe suficiente lluvia para sostener a una población tan grande como la del país más poblado del mundo. Pero al norte y al oeste de la Isoyeta, China está menos poblada y subdesarrollada.

Históricamente, este desierto era la Ruta de la Seda original; un vínculo clave entre Oriente y Occidente. Por esta vía conformada de caravanas de camellos, no solo se intercambiaron recurso y productos (la pólvora, un invento chino, llegó eventualmente a Europa en esta ruta), sino también ideas y hasta religiones entre grandes civilizaciones antiguas: el Mundo Greco-Romano, Persia y China, entre otras.

De hecho, las distancias y las dificultades de la Ruta de la Seda eran tantas que resultaba extremadamente raro que una sola persona emprendiera el viaje completo desde Asia a Europa o viceversa. Más bien los productos eran transportados por equipos, trabajando en relevos.

Y así esta antiquísima ruta permitió el florecimiento de antiguas ciudades en toda Asia; desde Xi’an (hogar de los guerreros de terracota), en el occidente chino; hasta Damasco (Siria, donde China actualmente incluso ha desplegado tropas), pasando por Turkestan (en Kazajistán, Asia central, con fuerte presencia china). El gigante asiático busca replicar la antigua dinámica pero con trenes bala en lugar de camellos y corredores económicos de infraestructura euroasiática: centrales hidroeléctricas y gasoductos, entre otos grandes proyectos que conforman la Nueva Ruta; única vía de crecimiento y expansión posible para China, que poco a poco ha seducido a países de toda la región euroasiática para formar parte del ambicioso proyecto, incluyendo a Rusia.

  • 3. Prisión marítima.

Y si China ha tomado esta decisión de expandirse hacia el oeste vía la Ruta de la Seda, es porque no tiene alternativa. Los Himalayas encajonan a China hacia el suroeste (aunque también funcionan como barrera de protección natural contra un potencial rival geopolítico: India).

Las selvas en la frontera con Myanmar, Vietnam y Tailandia limitan el crecimiento de China hacia el sur. Y crecer hacia el norte significaría enfrentarse contra Rusia. Pero por si todo esto fuera poco, el Pacífico es una prisión desde la perspectiva China.

Japón sigue siendo la principal potencia militar regional. Y aunque las relaciones entre ambos países han mejorado, la presencia militar estadounidense en Okinawa es vista como un arma cargada apuntado a China desde el océano. Corea del Sur y Tawian son similares, dichos países tienen estrecha relación con EU y reciben el grueso de su armamento de contratistas norteamericanos. Hasta hace poco, Filipinas también se mostraba hostil para con China y los países del sudeste asiático no ven con bueno ojos que Beijing monte defensas en islas e islotes tan cerca de sus costas.

Es así que la agenda geoplítica de China se concentra principalmente en dos cosas. Primero, impulsar la Ruta de la Seda rumbo a Europa (colaborando con la mayor cantidad de naciones posibles). Y segundo, mejorar sus fuerzas armadas, sobre todo su armada naval; preparándose tanto para una guerra (o guerras) de resistencia frente a posibles invasiones, como para acciones ofensivas en la amontonada región marítima que rodea sus costas.

Fuentes:

Mauldin Economics (2017, 13 de marzo). 5 Maps That Show China’s Biggest Limitations. Recuperado de: https://www.mauldineconomics.com/editorial/5-maps-that-show-chinas-biggest-limitations

Asia Times (2019, 06 de septiembre). Why China is winning East Asia. Recuperado de: https://asiatimes.com/2019/09/asian-risks-soar-as-global-system-implodes/