La Red 5G puede ser el boleto de China para dominar la tecnología mundial

Dos edecanes muestran el P-10 de Huawei. La firma china vende más celulares que Apple en el mundo

Ensenada, Baja California. 22 de diciembre de 2017 (Informe § Hokana).- La industria de las telecomunicaciones desempeñará un papel cada vez más importante en la economía global durante los próximos años.

Las redes de telefonía móvil continúan evolucionando. Los smartphones más recientes funcionan bajo las redes 3G y 4G (Tercera y Cuarta Generación). Pero la inevitable llegada del 5G significará un salto cualitativo.

La tecnolgía 5G será tan veloz que facilitará la consolidación del «Internet de las Cosas» (IoT, por sus siglas en inglés) que consiste en que la conectividad a internet no se limite a dispositivos electrónicos y computadoras, sino que incluya maquinara, automóviles, electrodomésticos, centros de trabajo y comercio, objetos inanimados, o incluso animales y personas que tendrán por igual la capacidad de recibir y transferir datos a través de la red.

Las aplicaciones del 5G también podrán mejorar la transmisión de Big Data y el uso más eficiente y/o cotidiano de la Inteligencia Artificial.

La nación que establezca el estándar para la tecnología emergente de las redes 5G tendrá el potencial de extender el control, la vigilancia y la minería de datos en una escala sin precedentes. O al menos eso advierte Thomas Duesterberg, analista del Hudson Institute en su publicación más reciente en The Globalist.

Parece cada vez más probable que sea China la nación que tome la iniciativa, argumenta Duesterberg, añadiendo que Estados Unidos y Europa deben trabajar juntos para abordar las preocupaciones relacionadas con la ciberseguridad, «cooperando en el desarrollo de normas para la inversión extranjera que respondan a las políticas estatistas y las prácticas de subsidios en China».

Si se adoptan los estándares básicos del modelo chino en las redes 5G, China establecerá los términos del cómo y el cuándo los fabricantes de equipos regularán y licenciarán sus productos. Esto no solo daría a las empresas chinas la ventaja en los mercados de los dispositivos, sino que «aumentaría las amenazas para la privacidad y la seguridad de las comunicaciones», asegura el analista.

Las empresas de EU y Europa deben estar atentos para mantener un modelo liderado por el sector privado que facilite el establecimiento de estándares (occidentales) en las telecomunicaciones, explica Duesterberg. Lo que parece casi imposible cuando el gobierno comunista de la República Popular China, desdibuja las líneas entre los sectores público y privado de sus empresas globales.

La recomendación final del autor es que los equipos de seguridad nacional de los países miembros de la OTAN, además de Japón, comiencen a investigar las cuestiones relacionadas con la ciberseguridad y la inminente implementación de las redes 5G.

Lejos de ser manifestación del proteccionismo, asegura Duesterberg, tomar estos pasos es necesario para enfrentar «la declarada ambición china de controlar el más del 70% del consumo dentro de su propio mercado en 10 industrias clave para el 2025». La falta de respuesta decisiva solo reforzará el ascenso actual de las empresas (estatales o privadas) chinas, advierte el analista.

Las tres principales compañías de telecomunicaciones del país asiático están avanzando sin problemas con un proyecto piloto de redes 5G en las principales ciudades como Shanghai y Beijing, informó recientemente el portal Asia Times.

Países y proyectos pioneros

China Mobile, China Telecom y China Unicom comenzarán el proyecto piloto de tecnología 5G en las principales ciudades como Beijing, Shanghai, Chongqing, Nanjing, Suzhou y Ningbo, según el reporte. Alrededor de 10 ciudades en provincias como Jiangxi, Hainan, Shanxi, Shandong y Hebei también podrán ser seleccionadas para el proyecto.

Se espera que el país esté listo para la implementación comercial de una red 5G para el año 2020.

El aumento de la velocidad de 4G a 5G, sin duda generará una ventaja competitiva en sectores tecnológicos emergentes que son prioridad para China, como la Inteligencia Artificial.

Estos sectores tecnológicos han cobrado gran relevancia geopolítica en 2017, luego de que el máximo productor de petroleo en el mundo, Arabia Saudita, anunciara la creación de la Ciudad Neom, una urbe en Medio Oriente que pretende convertirse en un ejemplo para el nuevo desarrollo urbano, tecnológico y económico global, con más robots que habitantes y con tecnologías basadas en el «Internet de las Cosas» y la inteligencia artificial como eje central del desarrollo.

Precisamente en Ryadh, la capital saudí, el Director Ejecutivo de MasterCard, Ajay Banga, sentenció: «Data is the new Oil«. En el siglo XXI, la información digital resguardada en las grandes bases de datos y (sobre todo) la capacidad para procesarlos e interpretarlos, serán tan o más importantes como lo fue el petróleo durante el siglo XX.

 

Fuentes:

Asia Times (2017, 21 de diciembre) 5G may be China’s ticket to dominating global technology. Recuperado de: http://www.atimes.com/article/5g-may-chinas-ticket-dominating-global-technology/

Asia Times (2017, 6 de agosto) China’s advanced 5G network set for adoption in 2020. Recuperado de: http://www.atimes.com/article/chinas-advanced-5g-network-set-adoption-2020/