Excavación en Honduras revela similitud entre culturas antiguas de Asia y América

Ensenada, Baja California. 17 de abril de 2018 (Informe § Hokana).-  Aunque se ubican en extremos opuestos del Océano Pacífico, las culturas de la antigua China y la civilización Maya podrían tener más similitudes de lo que originalmente se pensaba, esto de acuerdo a los hallazgos de los arqueólogos chinos que han trabajado en el sitio maya de Copán en el oeste de Honduras durante los últimos tres años.

Algunas de las esculturas descubiertas en el sitio poseen diseños y decoraciones similares a las hechas por la cultura neolítica Liangzhu de China, en particular las esculturas en forma de serpiente del dios Kukulkán encontradas en el sitio de excavación de Copán, mismas que guardan gran parecido con las imágenes de los dragones en China.

Los mismos genes culturales

Estos nuevos descubrimientos refuerzan el concepto de “China-Maya continuum” propuesto por el arqueólogo chino-estadounidense Kwang-chih Chang en la década de 1980, quien sugirió que existía un vínculo entre la cultura china y la centroamericana basándose en sus coincidencias chamánicas, así como en las similitudes entre los antiguos calendarios mayas y aztecas con el calendario chino tradicional conocido como los Troncos Celestes.

Kwang-chih Chang, quien creía que las civilizaciones mesoamericanas y la china probablemente compartieron un origen cultural panpacífico y se desarrollaron de forma distinta procediendo del mismo antepasado, se percató también de las evidentes similitudes entre los dioses supremos mayas y aztecas con forma de “serpientes emplumadas” y los iconos de los antiguos dragones chinos, cuyo diseño difiere mucho de los dragones europeos y se asemeja más a Quetzalcoátl y a Kukulkán.

“Aunque existen similitudes entre las dos culturas, no hay evidencia histórica de que hubiera comunicación directa entre ellos”, explicó Li Xinwei, jefe del equipo arqueológico chino del Instituto de Arqueología de la Academia China de Ciencias Sociales (CASS), en entrevista al Global Times.

Sin embargo, tal y como planteaba Kwang-chih Chang, “la cultura centroamericana comenzó a tomar forma hace unos 15,000 años cuando los humanos del norte y del este de Asia emigraron a las Américas a través del Estrecho de Bering, pero a partir de ahí se desarrolló de manera bastante independiente con poca interacción con otras civilizaciones”, explicó Li Xinwei, señalando que los “rasgos comunes” entre las dos culturas pueden derivarse del hecho de que comparten los mismos antepasados ​​paleolíticos, y por lo tanto poseen la misma “genética cultural”.

Atenas del mundo Maya

Aunque la excavación de Copán no es el primer proyecto arqueológico de China en el extranjero, es la primera vez que los arqueólogos chinos realizan una excavación en un sitio arqueológico de clase mundial.

Localizado en el oeste de Honduras, cerca de la frontera con Guatemala, se encuentra la antigua Copán, ciudad maya que floreció  entre el 426 y 820 DC.

Las maravillas arquitectónicas aquí, y los intrincados detalles de su jeroglífica en las paredes y las estelas, señalan la inmensa importancia del sitio para los mayas, quizá la cultura precolombina más avanzada de todo el continente. Copán es rico en jeroglíficos y relieves y los astrónomos que residían en la ciudad crearon el calendario solar más preciso de su época. Por esta razón, los arqueólogos a veces se refieren a ella como la “Atenas del mundo Maya”.

El sitio entró en el centro de atención a mediados del siglo XIX después de que el explorador estadounidense John Lloyd Stephens y el pintor británico Fredrick Catherwood publicaran un diario ilustrado de su expedición al sitio en 1841.

En el años de 1891, comenzó una exploración arqueológica liderada por EE. UU. El Museo Peabody de la Universidad firmó un acuerdo por 10 años con el gobierno hondureño. Actualmente, arqueólogos de EU, Japón y Guatemala trabajan junto con expertos chinos.

El trabajo de excavación del equipo chino en el sitio comenzó oficialmente en 2015 después de que el Instituto de Arqueología CASS y el Instituto de Antropología e Historia de Honduras firmaron un acuerdo en 2014.

La tarea de Li Xinwei y su equipo es explorar los restos de un complejo de edificios residenciales designado como 8N-11.

Cubriendo un área de unos 4,000 metros cuadrados, el complejo fue una vez el hogar de aristócratas locales que vivieron hace más de 1,000 años.

Escultura de Kukulkán descubierta por arqueólogos chinos

Hasta ahora, los arqueólogos chinos han identificado la estructura original del lado norte del complejo de edificios, así como los símbolos y las decoraciones que se encuentran en sus paredes, incluyendo una escultura del dios Kukulkán.

Otros descubrimientos importantes del equipo incluyen una gran tumba designada como “T3” donde se han desenterrado varios objetos importantes: una valiosa colección de reliquias de jade con imágenes de Kawiil, el dios maya del rayo, así como representaciones del gran “Ahau” o “Ajaw” de Copán, el título que se concedía al gobernador de cada ciudad y que provenía de la casta gobernante maya.

Los planes del equipo chino para 2018 incluyen exploraciones de las secciones oeste y sur del complejo y el estudio continuo de los descubrimientos realizados durante las excavaciones previas.

Cruzando el Pacífico

“Las agencias de investigación occidentales han estado trabajando en Centroamérica durante más de un siglo y han presentado muchos enfoques efectivos, como los sistemas de numeración para las reliquias que nos han inspirado en nuestros trabajos de excavación en China”, explicó Li Xinwei.

Los arqueólogos chinos, por otro lado, han podido compartir su experiencia en el análisis terrestre con otros equipos en el sitio de la excavación.

La última década ha sido testigo del crecimiento de los equipos arqueológicos chinos que viajan al extranjero para trabajar en sitios extranjeros. El proyecto de Copán es especial, sin embargo, no solo porque se encuentra en el lugar de nacimiento de una de las civilizaciones más antiguas del mundo, sino también por su diferencia de otros esfuerzos chinos en otros países.

“A diferencia de muchos otros proyectos arqueológicos chinos en el extranjero, que en realidad están relacionados con las culturas y la historia de China, el principal tema de estudio del proyecto Copán es una civilización completamente extranjera”, explicó Li Xinwei al Global Times.

“Desarrollar la confianza cultural de China no se trata solo de aprender acerca de la grandeza de la civilización china, sino también de conocer más acerca de las civilizaciones extranjeras también”, afirmó el arqueólogo.

Las excavaciones extranjeras coinciden con la Iniciativa de la Franja y la Ruta propuesta por China en 2013. La iniciativa incluye la expansión de infraestructuras y redes comerciales pero también el intercambio cultural y científico entre civilizaciones.

 

Fuentes:

Global Times (2018, 16 de abril). Copán excavation in Honduras reveals similarities between Chinese and Maya civilizations. Recuperado de: http://www.globaltimes.cn/content/1098175.shtml