Estamos a punto de presenciar el inicio de la minería espacial privada

Vista nocturna de una mina abandonada en el desierto de Arizona, EUA.

Ensenada, Baja California. 28 de abril de 2017 (Informe § Hokana).- Aunque la idea de construir una mina en un asteroide todavía suena como algo que podría suceder sólo en una película de Ciencia Ficción, diversos analistas consideran que no es tan exagerado como parece.

Según el banco de inversión Goldman Sachs, la extracción espacial podría ser más real de lo que se percibía. El agua y los metales del grupo del platino que son abundantes en asteroides serán altamente disruptivos desde un punto de vista tecnológico y económico. El agua se convierte fácilmente en combustible de cohete, e incluso se puede utilizar sin ser alterada como un propelente. En última instancia, el ser capaces de almacenar el combustible en Órbita Terrestre Baja (LEO, por Low Earth Orbit) sería un punto de quiebre para la forma en que accedemos al espacio. Y el platino es el platino.

Por supuesto, Goldman Sachs advierte que «la exitosa minería en asteroides probablemente desplomaría el precio global del platino», si las estimaciones del MIT en relación a los asteroides ricos en platino resultan ser incluso cercanas a lo que se piensa.

El banco de inversiones concluye que «dado los gastos de capital de las operaciones mineras en la Tierra, pensamos que financiar una misión espacial no está fuera del ámbito de la posibilidad».

Un estudio realizado en 2012 por el Instituto Keck para los Estudios Espaciales (KISS) del Caltech, encontró que el costo total para identificar, capturar robóticamente y traer un asteroide cercano a la Tierra a mediados de la próxima década sería de unos 2,600 millones de dólares.

La empresa de minería de asteroides Planetary Resources (curiosamente asesorada por el director y productor de cine James Cameron, y donde además participa como inversionista Larry Page, fundador de Google) ya está probando la tecnología de prospección de asteroides.

Otra de compañía interesada, Deep Space Industries, lanzó en agosto del año pasado una misión comercial minera en la que una nave espacial inspeccionará y aterrizará en un asteroide cercano a la Tierra, como un primer paso en los planes de la compañía hacia la prospección y extracción de recursos en el espacio.

Cabe mencionar que en Estados Unidos ya se presentó un proyecto de ley para la «Competitividad del Lanzamiento Espacial Comercial» en 2015 para «facilitar un entorno favorable al crecimiento para la industria espacial comercial en desarrollo, a través del impulso a la inversión del sector privado».

Según el MIT, los gobiernos de todo el mundo se centrarán en los recursos y tecnologías fácilmente disponibles y dejarán la financiación de la minería espacial al sector privado. Los científicos del MIT predicen que después de 2045, la minería de asteroides será prospera, como parte de la expansión humana en el espacio.

 

Fuentes:

Oil Price. (2017, 26 de abril). Space Mining: The Final Frontier For Oil Countries. Recuperado de: http://oilprice.com/Energy/Energy-General/Space-Mining-The-Final-Frontier-For-Oil-Countries.html