Defensa Híbrida, la nueva doctrina bélica de Rusia para derrotar a EU en Venezuela

El general de EU Joseph Dunford y el general ruso Valery Gerasimov en una reunión en Finlandia en 2018


Ensenada, Baja California. 29 de abril de 2019 (Informe § Hokana).- Durante una reunión en la Academia de Ciencias Militares de Rusia, el Jefe de Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, Valery Gerasimov, presentó un reporte sobre la nueva estrategia militar rusa en el extranjero.

Aunque oficialmente es llamada «Estrategia de Acciones Limitadas», los analistas y estrategas americanos han bautizado a esta nueva visión como «Doctrina Gerasimov«, una hoja de ruta para las operaciones «de defensa» rusas en escenarios militares «remotos» como Venezuela.

Básicamente consiste en desplegar grupos «de alta movilidad«, flexibles y buen preparados para misiones concretas, donde los objetivos más importantes son «la conquista y el mantenimiento de la superioridad de la información«.

Es así que mientras la prensa occidental vocifera que los militares rusos en Venezuela significarán una especie de «crisis de los misiles cubanos 2.0«, con fuerzas de combate listas para un enfrentamiento a gran escala; en realidad la «Doctrina Gerasimov» o «Estrategia de Acciones Limitadas» prioriza las operaciones para recabar inteligencia militar en coordinación con los aliados (en este caso el gobierno venezolano), y se centra en conceptos como «confrontación en la esfera de la información». Básicamente se trata de una especie de militarización de la comunicación de masas.

Para entender mejor cómo funciona la «Doctrina Gerasimov» es necesario retroceder al año 2014.

La crisis en Ucrania contra el gobierno pro-ruso había comenzado. Un video «ciudadano» en Youtube titulado «Soy ucraniana» que llamaba a destituir al gobierno «soviético» de Ucrania se volvió viral y el mundo entero observaba.

Es un video convincente, desgarrador. Sí, pero ¿Quién lo produjo? Las pistas están más cerca de lo esperado: un enlace en la descripción del video dirige al sitio web y a la sección de «detrás de cámaras«.

Uno de los cineastas en la foto: Larry Diamond, productor ejecutivo, curiosamente aparece junto a Yulia Timoshenko, ex primera ministra de Ucrania sancionada por el gobierno ruso por asegurar que era necesario «tomar las armas y matar a los malditos rusos» durante la crisis del 2014.

Por su parte, Larry Diamond, es miembro de una ONG llamada «National Endowment for Democracy«, organización que obtiene prácticamente todo su dinero del gobierno estadounidense.

Y así fue como Ucrania (menos la península de Crimea que eventualmente decidiría unirse a Rusia en un polémico referendum) cayó en las manos de los intereses estadounidenses; sin necesidad de que un solo soldado pisara suelo ucraniano. Una «Revolución» rusofóbica tele-dirigida por una ONG estadounidense. Un ejemplo claro de la supremacía norteamericana en la esfera de las comunicaciones.

Desde el punto vista ruso, esto se llama «Guerra Híbrida» o guerra no-convencional. Y Venezuela se ha convertido en el siguiente escenario.

Para Rusia, se trata de un campo de experimentación en busca de un modelo que pueda evitar otra situación como la de Ucrania 2014 (o incluso Siria desde el 2011), donde un aparente «conflicto civil» o «revolución» en realidad enmascara una guerra del gobierno estadounidense contra el respectivo presidente filo-ruso (el defenestrado Víktor Yanukóvich en el caso de Ucrania, el aún resistente Bashar al-Ásad en Siria y Maduro en Venezuela).

Guerra informativa

Bajo la «Doctrina Gerasimov», Rusia no manda militares a Venezuela para un confortamiento a gran escala (o para ser los guardaespaldas personales del presidente venezolano, como aseguraba bizarramente la prensa española) sino que se concentra en labores de inteligencia (superioridad en la esfera de la información), con el objetivo de reconocer cómo es que los estadounidenses (vía sus ONGs, Juan Guaidó, camiones de «ayuda humanitaria» o videos «virales» sobre el hambre en Venezuela) están desarrollando otra «Guerra Híbrida» contra un gobierno que es afín a las políticas de Moscú.

El contraataque de cada operación bajo esta nueva doctrina son las cada vez más recurrentes «filtraciones» de inteligencia durante las conferencias de la portavoz del Ministerio Ruso de Asuntos Exteriores, María Zajárova, quien ha estado avisando con antelación cuando Estados Unidos, por ejemplo, despliega operativos para introducir armas a través de las fronteras venezolanasn disfrazada de «ayuda humanitaria», información que ha sido recavada gracias al grupo ruso de «alta movilidad» en Venezuela desde el 2018.

Las dolorosas lecciones en Ucrania y Siria han sido aprendidas; la respuesta es sencilla: no te enfrentes directa o frontalmente a los golpistas, basta con el despliegue de con un contingente pequeño, flexible y concentrado en tareas de inteligencia, vigilancia y reconocimiento; luego filtra, propaga y viraliza la información «secreta» de las operaciones híbridas enemigas, evitando así la consumación de la «revolución», «protesta» o «ayuda humanitaria» desde su gestación. El tiempo dirá si es suficiente.

Fuentes:

The Moscow Times (2019, 28 de marzo). What to Make of General Gerasimov’s Latest ‘Doctrine’. Recuperado de: https://www.themoscowtimes.com/2019/03/28/what-to-make-of-general-gerasimovs-latest-doctrine-a64927

Military News (2019, 02 de marzo). В РФ разработана стратегия ограниченных действий по защите ее интересов за пределами национальной территории. Recuperado de: https://www.militarynews.ru/story.asp?rid=1&nid=503181&lang=RU

Storm Clouds Gathering (2014, 12 de marzo). Ukraine Crisis – What You’re Not Being Told. Recuperado de: https://www.youtube.com/watch?v=fWkfpGCAAuw