El debate sobre el intervencionismo en Venezuela en realidad es sobre Godzilla


Ensenada, Baja California. 28 de febrero de 2019 (Informe § Hokana).- La periodista Cailtin Johnstone, a través de Medium.com, ofrece una sátira casi perfecta sobre el debate de la intervención estadounidense en Venezuela. Aunque se trata de un texto que parodia las discusiones entre los cuidadnos de Estados Unidos; bien podría referirse a la discusión interna sobre Venezuela en cualquier sociedad o país de la región (México, Colombia y Brasil incluidos).

Ligeramente tropicalizado, te presentamos una traducción al español cortesía de hokana.

Si cada debate sobre el intervencionismo estadounidense fuera en realidad sobre Godzilla

Por Caitlin Johnstone.

Persona A: ¡Oye! La situación está horrible en Venezuela.

Persona B: Sí.

Persona A: ¡Todo es pobreza y sufrimiento!

Persona B: Ya sé, es terrible.

Persona A: ¿Sabes qué deberíamos hacer?

Persona B: Por favor, no digas que hay que enviar a Godzilla.

Persona A: ¿Qué? ¿Por qué no?

Persona B: ¡Porque siempre empeora las cosas! ¡Y tú lo sabes! Cada vez que enviamos a Godzilla para tratar de resolver problemas en el mundo, él acaba destruyendo toda la ciudad, derribando edificios y matando a miles de personas con su aliento de calor atómico.

Persona A: ¡Quizás esta vez será diferente!

Persona B: Por Dios. ¿Qué te hace pensar que sería diferente? Dijiste que sería diferente en Irak, en Libia, en Siria. ¿Qué pasó en esos lugares?

Persona A: Aplastó todas las ciudades, derribó edificios y mató a miles de personas con su aliento de calor atómico.

Persona B: ¡Exactamente! ¿Entonces ahora qué te hace pensar que mandarlo a Venezuela será diferente?

Persona A: ¡Bueno, no podemos simplemente no hacer nada!

Persona B: Amigo mío, no hacer nada sería infinitamente mejor que enviar a Godzilla para que haga lo que literalmente siempre hace.

Persona A: ¡Pero la falta de acción también tiene consecuencias! ¿No lo sabías? ¿Porqué no escuchas a los venezolanos? El dentista de un amigo del trabajo de mi hermano es venezolano, y él dice que la llegada de Godzilla es justo lo que necesitan. Deberías escuchar a los venezolanos.

Persona B: No importa cuántos venezolanos pidan eso; seguirá siendo un hecho indiscutible que Godzilla siempre es desastroso y siempre empeora las cosas.

Persona A: ¿Por qué defiendes tanto al dictador Maduro?

Persona B: ¿¡Qué!? ¡No estoy defendiendo a Maduro! Esto no tiene nada que ver con Maduro. Solo te recuerdo lo que significa Godzilla y las cosas que siempre hace cuando lo invocamos para que salga del fondo del mar a tratar de resolver problemas.

Persona A: Mira, entiendo que Godzilla ha hecho un montón de cosas malas en el pasado, eso no significa que tengas que apoyar a Maduro.

Persona B: ¡No estoy apoyando a Maduro! ¿Por qué siempre haces esto? Cuando se trataba de Irak, me llamabas defensor de Sadam Husein; cuando Libia, me llamaste partidario de Gaddafi; cuando Siria, decías que yo estaba del lado de al-Ássad. ¡Pero lo único que digo es que Godzilla es un monstruo nuclear gigante que destruye todo a su paso!

Persona A: Entonces supongo que simplemente no te importa la gente de Venezuela.

Persona B: ¡Por supuesto que me importa la gente de Venezuela! ¡Por eso no quiero que sean pisoteados hasta la muerte bajo los pies de un gigante nuclear destructivo!

Persona A: Sí, pero Venezuela está en una situación desesperada en este momento. Osea, tampoco es como que Godzilla pueda empeorar mucho más las cosas.

Persona B: ¡Por supuesto que enviar a Godzilla va a empeorar las cosas! ¿Estas hablando en serio? ¿Has visto Libia últimamente?

Persona A: ¡Ah, cierto! Todo era tan perfecto en Libia antes de que enviáramos a Godzilla para matar a Gaddafi, lo olvidé. ¡Era un paraíso utópico perfecto!

Persona B: Nadie dice que Libia fuera perfecta bajo Gaddafi, pero era muchísimo mejor; antes de que Godzilla irrumpiera de forma caótica y pisoteara todo lo que estaba a la vista. ¡Ahora es un desastre humanitario sin ley!

Persona A: Solo acéptalo. Eres un socialista que odia a Godzilla y adora a Maduro. ¿Porqué no te vas a vivir a Venezuela?

Persona B: ¿Qué? El socialismo o el lugar en donde yo viva no tiene nada que ver. Es un hecho, objetivo e irrefutable que enviar a Godzilla literalmente siempre empeora todo y literalmente nunca mejora nada. La única razón por la que me lanzas ataques personales es porque sabes que no tienes ningún argumento razonable. Todo lo que puedes hacer es seguir llamándome defensor de Maduro, decir que no me importa el pueblo venezolano o que amo el socialismo; cuando sabes muy bien que lo que digo es cierto. A ver, responde honestamente, ¿Crees que si enviamos a Godzilla de nuevo, de repente va a ser un monstruo buena onda que comenzará a resolver problemas con precisión quirúrgica?

Persona A: Uh… ¿Tal vez?

Persona B: ¡No lo hará! ¡Nunca lo hace! Sigues esperando que sea diferente… ¡Y Nunca lo es! ¿Cómo es que sigues cometiendo el mismo y estúpido error una y otra vez?

Persona A: Bueno, en la televisión dicen que esta vez es diferente. Va con ayuda humanitaria.

Persona B: ¡Eso lo dicen todo el tiempo! ¡Es una narrativa propagada por quienes se benefician de la destrucción que siempre provoca Godzilla!

Persona A: Oye, tal vez ni siquiera sea necesario llamar a Godzilla. Tal vez Mothra pueda volar por los cielos de Venezuela y soplar con cuidado hasta sacar volando a Maduro por los aires.

Persona B: ¡Mothra también lastima a los civiles!

Persona A: Nah… Sus ráfagas de viento están dirigidas por láser para atacar únicamente a Maduro y a los oligarcas venezolanos.

Persona B: ¡Eso ni siquiera es verdad! Pero como sea, ¿Qué pasará sí Mothra comienza a matar civiles?

Persona A: Nada que un poco de Godzilla no pueda resolver…