China prepara la colonización de Marte desde el Tibet

Ensenada, Baja California. 24 de agosto de 2017 (Informe § Hokana).- ¿Quieres experimentar Marte sin salir de tu planeta natal? No busques más. La cuenca de Qaidam al norte de la meseta tibetana es el lugar ideal. Una combinación de frío y sequedad hace que sea potencialmente el mejor lugar en la Tierra para encontrar microbios similares a los que pudieron haber existido en el antiguo Marte.

Así lo reportó la revista New Scientist en el 2007: un equipo de la NASA liderado por el astrobiólogo Christopher McKay se dio a la tarea de buscar un clima tan similar al de Marte como fuera posible en este planeta.

Con 1,5 centímetros de lluvia por año, Qaidam no es tan seco como el desierto de Atacama en Chile, y su temperatura media de invierno (-10º C) no es tan extrema como la de los niveles alcanzados en los frígidos valles de la Antártida.

Pero juntos, el frío y la aridez de Qaidam proporcionan condiciones que McKay sostiene pueden emular el Marte de hace 3.000 millones de años, un lugar que pudo haber albergado la vida microbiana.

La conquista del planeta rojo

Estados Unidos y Rusia fueron los primeros países en entrar en la carrera espacial y lanzaron satélites y misiones de forma exitosa a Marte. El primer artefacto humano que aterrizó y exploró Marte fue el Sojourner Rover del Mars Pathfinder estadounidense. Rodó sobre la superficie de Marte el 6 de julio de 1997.

La Administración Nacional del Espacio de China (CNSA) anunció su objetivo de lanzar su propio “Mars Rover” en 2020, con una fecha de aterrizaje prevista para el planeta en 2021.

Otras naciones asiáticas se han sumado a la carrera: Corea del Sur y la India ya han tenido experiencias independientes de exploración espacial en el cuarto planeta de nuestro sistema solar.

“Aunque no somos la primera nación asiática en enviar una sonda a Marte, queremos comenzar en un nivel más alto.” afirmó Ye Peijian, de la Academia China de Ciencias (CAS).

La sonda que llevará el Rover chino a Marte podría prepararse para el despegue en julio o agosto de 2020, recorriendo 54,6 millones de kilómetros y llevándose unos 500 días para llegar a suelo marciano.

En 2016, la Agencia Espacial China presentó las primeras imágenes computarizadas de lo que será el diseño final del rover. En general se asemeja mucho al robot que ya enviaron a la Luna en el año 2013, pero solo que más grande y con tecnología más nueva.

Razones para explorar

“El mejor método y el más directo para buscar evidencia de vida en Marte es explorar la superficie”, dijo Zheng Yongchun, investigador asociado del Observatorio Astronómico Nacional (NAO). “Marte será un foco clave de la exploración espacial para China en el futuro.”

Según Liu Xiaoqun, director del Departamento de Exploración Lunar y del Espacio Profundo de la CAS, el lanzamiento de una misión en Marte daría lugar a más avances y potenciaría la investigación y el desarrollo en los campos del aeroespacial, la geología, la meteorología y la nueva energía.

Villa Marciana

Preparandose para la Misión de Marte, China ha seleccionado un sitio remoto entre la provincia de Qinghai y la provincia del Tibet, donde se construirá una “Estación de simulación de Marte” que también será usada para entrenar astronautas, como laboratorio de investigación, e incluso como destino turístico.

La “Estación de simulación de Marte” se situaría idealmente en la cuenca de Qaidam, la región hiperárida con condiciones de tierra y aire identificada por la Nasa como la que más se asemeja a la superficie de Marte.

El lugar sigue siendo escasamente poblado y aislado. Ahí los astronautas podrán poner en práctica la estadía de más de 500 días dentro de una “nave espacial” que simulará el viaje de la Tierra a Marte.

Turismo espacial en la tierra

Para que China reclute futuros astronautas, la “Villa Marciana” jugará un papel fundamental para promover la exploración espacial que atraiga a los jóvenes chinos.

Los medios de comunicación chinos han destacado el éxito del país en las recientes misiones en el espacio, como el aterrizaje del Chang’e 3 rover en la luna.

La “Villa Marciana”, no sólo será un campo de entrenamiento para los astronautas y el laboratorio de investigación, sino que abrirá (al menos en parte) sus instalaciones a los turistas.

Se podrá experimentar cómo es el entrenamiento de un taikonaunta, cómo se llevan a cabo las misiones a Marte y hasta la gravedad cero.

Fuentes:

CCTV (2017, 07 de julio). China Breakthroughs: Mission to Mars prepares for liftoff in 2020. Recuperado de: http://english.cctv.com/2017/07/28/ARTI8PizK4Np9HcGhzfMnBOG170728.shtml