China, España y la expansión imperial: verdadero origen de la globalización


Ensenada, Baja California. 29 de enero de 2019 (Informe § Hokana).-  El libro The Silver Way: China, Spanish America and the Birth of Globalization, 1565-1815, proporciona una corrección necesaria a la historia de la globalización; colocando las rutas comerciales entre China y la Nueva España como el verdadero origen de la economía globalizada, y a México como la primera gran sociedad global.

La fecha clave es el 8 de octubre de 1565, día en el que el explorador español de origen vasco, Andrés de Urdaneta, regresó desde Manila, Filipinas navegando con éxito a través del Océano Pacífico hasta el puerto novohispano de Acapulco (mexicano en la actualidad). La ruta de “tornaviaje” descubierta por Urdaneta permitió que por primera vez fuera posible navegar con grandes mercancías en ambas direcciones del Pacífico. La entonces inaugurada ruta de la “Nao de China” o “Galeón de Manila” (bautizada como “Ruta de la Plata” por los autores), permitió el comercio de ida y vuelta entre los imperios de Asia-Pacífico e Hispanoamérica.

La ciudad de Manila, Filipinas, sirvió entonces como un punto nodal, donde se recolectaban la porcelana y la seda china, artesanías japonesas de lujo, algodón de la India, especias, hierbas y marfil del sudeste asiático; todo listo para ser comprado con plata novohispana para su envío a los puertos (hoy mexicanos) de Acapulco, Guerrero y Cabo San Lucas en Baja California Sur, entre otros.

Parte de las mercancías orientales desembarcadas llegaban a las ciudades interiores de la Nueva España. Y otra parte de la mercancía era transportada por tierra hasta el Golfo de México, donde se embarcaban una vez más para la “Flota de Indias, que surcaba el Atlántico desde el puerto de Veracruz hasta las ciudades españolas de Sevilla y Cádiz; pasando por los puertos caribeños de Cartagena de Indias en Colombia; Portobelo en Panama y La Habana, Cuba. Es sí que comienza la globalización (no-liberal, más bien inter-imperial), con la primera red comercial transoceánica que funcionaría durante casi 250 años.

Metztli Xictli Co

El Parián, mercado capitalino de mercancía traída a México por la Nao de la China. Cristóbal de Villalpando, 1695.

La Ciudad de México, se convirtió entonces en la primera “ciudad global“, precursora de Nueva York, Londres y Hong Kong; una urbe donde Asia, África, Europa y las Américas se encontraron por primera vez para intercambiar de todo, ya fueran alimentos, textiles o material genético.

En The Silver Way se estima, por ejemplo, que hasta 100,000 asiáticos terminaron estableciéndose en México gracias a la “Nao de China”.

En ese sentido México sí era el corazón de un nuevo mundo, un mundo económico con redes comerciales interimperiales, redes que vieron nacer la primera moneda de comercio global, cuyo nombre y símbolo sobreviven hasta nuestros días como imagen de poder económico supremo: el dólar.

Vtraque Vnum

Como explica el portal Observation Deck, a diferencia de los símbolos que identifican la Libra (letra “L/£”) o el Euro (letra “E/€”), la letra “S” no aparece en ninguna parte en la palabra “dólar”, sin embargo, una “S” con una línea atravesada ($) es indudablemente su signo. ¿Por qué?

Sencillo. En realidad es un signo de peso.

Gracias a los tesoros de las civilizaciones conquistadas y sobretodo la minería novohispana, la corona española llegó a controlar más del 80% de la producción mundial de plata, que provenía principalmente de lo que ahora son las naciones de Bolivia, Perú y México.

El Imperio Español tenía más plata que cualquier otro en la Tierra y era el arquitecto de la nueva economía global. Así que el “Real de a 8” (conocido como “peso de ocho”, “peso fuerte”, “peso duro”, “thaler o dólar” español) gradualmente se convirtió en la moneda del comercio internacional. En muy poco tiempo, dicha moneda de plata se usaba en cada continente.

Basta con enumerar los nombres de algunas monedas nacionales usadas en la actualidad para entender la influencia de la divisa hispanoamericana: Argentina, Chile, Colombia, Cuba, República Dominicana, México, Filipinas y Uruguay llaman a su moneda “Peso”. El “Rial” de Arabia Saudita, (por lo tanto el de de Qatar y el de Irán) obtuvieron su nombre del “Real” español.

Péngyǒu hé dírén

Y cuando llegó el momento de que los recién formados Estados Unidos de América crearan su propia moneda, decidieron usar el nombre y el símbolo del la moneda más poderosa y con mayor circulación en el joven país anglosajón, moneda que continuaría en uso hasta la Guerra Civil Estadounidense: el dólar, o Peso español.

La Ruta de la Plata también tuvo un profundo efecto en Asia. Debido a la gran cantidad de pesos de plata que llegaban a Manila para el comercio, el metal precioso reemplazó al papel moneda como el principal medio de intercambio en las economías asiáticas. Las monedas de China (yuan) y Japón (yen) se denominan así por la forma redonda del peso español (sobre el cual se modelaron las primeras monedas del yuan). La economía de China durante la Dinastía Ming (1368-1644) no solo era la más grande del mundo sino que culturalmente, rivalizaría con el Renacimiento Europeo.

Peso mexicano acuñado para su circulación en Japón

Fuentes:

The Diplomat (2017, 06 de enero). China, Spanish America, and the ‘Birth of Globalization’. Recuperado de: https://thediplomat.com/2017/01/china-spanish-america-and-the-birth-of-globalization/

Observation Deck (2015, 02 de julio). Why Is The Dollar Sign A Letter S? Recuperado de: https://observationdeck.kinja.com/why-is-the-dollar-sign-a-letter-s-1683940575